19 junio, 2010

Si regresa a ti...

Aprendí del amor que no se compite por él ni se es dueño de nadie, no se le tiene en la palma de la mano ni se le deja morir de olvido. El amor es limpio, honesto, puro y natural. No sabe mentir ni planear, solo sabe ser, no es circunstancial ni caduca ni se ofrece al mejor postor. No busca, no elige ni lo determinan los momentos.
Yo quiero un amor eterno, incondicional y con locura; un amor no de ensueño, quiero un amor real que lleve su nombre y el mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?