28 junio, 2010

Desahogo

"Que tontos son aquellos que se alejan de lo que es real, verdadero y duradero y

en cambio persiguen las formas fugaces del mundo material,

formas que son simples reflejos en el espejo del ego"

Han Shan

Toda mujer debe saber que su dignidad y amor propio van antes que cualquier cosa, como odio a las viejas sobradas y ridículas que no saben darse un lugar y andan detrás de un hombre que no las quiere, odio cuando de alguna manera me les parezco y alimento el ego de un crecido hombrecillo que se eleva fácilmente al compás de los elogios; pero no más, ya tuvo su parte y yo jamás he sido parte de una lista y jamás lo seré.
El amor no se gana, ni se disputa ni uno va subiendo puntos o bajándolos, como si fuera el premio mayor, jodás!... Si así se siente y así de mucho se quiere, bien por él, tonta yo que partipicipé en su tómbola del amor y jugué su estúpido juego de puntos, niveles, reglas y castigos.

El amor sucede, uno lo deja suceder.

Uy, tengo demasiada cólera... ¿se nota?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?