12 julio, 2010

Magia

¿Y si mis brazos están tan cansados que ya no quieren seguir luchando? ¿Y si no quiero pelear más? ¿Y si no encuentro fuerzas para resistir? ¿Y si tan solo quiero un beso en la frente y la promesa de que todo estará bien? ¿Acaso será que tendrán respuestas mis preguntas o las veré ahogarse junto con mis ruegos?
Hoy ha sido un día difícil y quisiera tener esperanza de que habrán días menos largos y más dulces, que habrá algo de magia que aminore lo fatídico del día y haga la noche menos amarga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?