19 julio, 2010

Simplemente no lo creo


Simplemente no lo creo que se drenen los recuerdos con el agua y se escapen uno a uno los sueños; no lento, no suave, sino desmembrados forzamente y de forma tan vil que duele en el cuerpo y en cada recóndito espacio del alma. Y se van todos juntos y no hay fuerza alguna que los detenga porque el cuerpo pesa y el corazón ya no puede luchar y aferrarse arriesgadamente a ellos.

Simplemente no lo creo porque no siento, tengo anestesiado el cuerpo, el ser entero bloqueado, es incapaz de sentir o de ser. Porque es una realidad que no lo parece, que se asemeja más a un vacío que a algo palpable; es una realidad con cuerpo deforme, no camina, no piensa, no mira, no siente; existe sin sentido y se mueve por inercia, solo respira y deja correr el agua hasta que se lleve todo, lo desdibuje y lo deshaga.

Simplemente no lo creo pero así es...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?