28 agosto, 2010

Ay, Benedetti


Epigrama Con Muro

Entre tú y yo/mengana mía/ se levantaba
un muro de Berlín hecho de horas desiertas

añoranzas fugaces

tú no podías verme porque montaban guardia
los rencores ajenos
yo no podía verte porque me encandilaba
el sol de tus augurios

y no obstante solía preguntarme
cómo serías en tu espera
si abrirías por ejemplo los brazos
para abrazar mi ausencia

pero el muro cayó

se fue cayendo

nadie supo que hacer con los malentendidos

hubo quien los juntó como reliquias

y de pronto una tarde
te vi emerger por un hueco de niebla
y pasar a mi lado sin llamarme

ni tocarme ni verme
y correr al encuentro de otro rostro
rebosante de calma cotidiana

otro rostro que tal vez ignoraba
que entre tú y yo existía
había existido
un muro de Berlín
que al separarnos

desesperadamente nos juntaba
ese muro que ahora es sólo escombros
más escombros y olvido.

Rostro de Vos
Tengo una soledad
tan concurrida
tan llena de nostalgias

y de rostros de vos

de adioses hace tiempo

y besos bienvenidos
de primeras de cambio
y de último vagón.

Tengo una soledad
tan concurrida
que puedo organizarla
como una procesión
por colores tamaños
y promesas
por época
por tacto y por sabor.

Sin un temblor de más,
me abrazo a tus ausencias
que asisten y me asisten
con mi rostro de vos.


Estoy lleno de sombras

de noches y deseos de risas
y de alguna maldición.


Mis huéspedes concurren,
concurren como sueños

con sus rencores nuevos
su falta de candor.

Yo les pongo una escoba
tras la puerta
porque quiero estar solo
con mi rostro de vos.

Pero el rostro de vos
mira a otra parte
con sus ojos de amor

que ya no aman
como víveres

que buscan a su hambre
miran y miran

y apagan la jornada.

Las paredes se van

queda la noche
las nostalgias se van
no queda nada.
Ya mi rostro de vos
cierra los ojos.
Y es una soledad

tan desolada.

El Amor Es Un Centro
Una esperanza un huerto un páramo
una migaja entre dos hambres

el amor es campo minado
un jubileo de la sangre
cáliz y musgo/ cruz y sésamo
pobre bisagra entre voraces
el amor es un sueño abierto
un centro con pocas filiales
un todo al borde de la nada
fogata que será ceniza
el amor es una palabra
un pedacito de utopía
es todo eso y mucho menos
y mucho más/ es una isla
una borrasca/ un lago quieto sintetizando
yo diría
que el amor
es una alcachofa
que va perdiendo sus enigmas
hasta que queda una zozobra
una esperanza
un fantasmita.


Piedritas En La Ventana
De vez en cuando la alegría
tira piedritas contra mi ventana
quiere avisarme que esta ahí esperando
pero me siento calmo
casi diría ecuánime
voy a guardar la angustia en un escondite
y luego a tenderme la cara al techo
que es una posición gallarda y cómoda
para filtrar noticias y creerlas
quien sabe donde quedan mis próximas huellas
ni cuando mi historia va a ser computada
quien sabe que consejos voy a inventar aun
y que atajo hallare para no seguirlos
esta bien no jugare al desahucio
no tatuare el recuerdo con olvidos
mucho queda por decir y callar
y también quedan uvas para llenar la boca

está bien me doy por persuadido
que la alegría no tire mas piedras
abriré la ventana.

Mario Benedetti


Y van en ese orden. Que noche tan rara la de anoche. Qué miedo.

Ya hace más de un mes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?