08 agosto, 2010

Sinceramente no lo puedo hacer, no quiero, tendría que arrancarme el corazón completo y desmembrarlo de mi cuerpo porque no hay forma de que no lo ame y de que lo olvide, no hay manera porque tampoco quiero que eso pase.
Muero por asegurarme que sepa que lo amo y que no hay un día que no piense en él, que no tengo voluntad para sacarlo de mi cabeza y menos de mi corazón. Pero no se que valga más o que yo pueda: cumplir una sola promesa o romperla para que esté conmigo y me ame tanto como yo necesito que me ame. Pero, a estas alturas, cómo podría jugármela de nuevo? más cuando sé que si no me muero esta noche, me moriré mañana cuando vea que ya no estará conmigo más.

Mi amor, mi dulce amor, mi precioso, ha de estar dormidito sin saber que yo no duermo porque no puedo dejar de pensar en él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?