11 agosto, 2010

Vivita y coleando...

Aparentemente no he muerto, sigo vivita y coleando, al menos, eso aseguran los que me ven y lo confirma el aire que expelen mis pulmones; yo no estoy tan segura de ello, creo que esa mecánica de respirar para seguir viviendo se ha hecho tan rutinaria que ya ni me percato que lo hago. Y ahora que lo digo en voz alta se me hace tan lamentable que me haya vuelto tan malagradecida, habiendo tantas cosas hermosas por las cuales reír y creer.
Es tan solo que tengo ese saborcito amargo que me va dejando la vida, matizado de momentos de duras decisiones y de experiencias que no solicité pero que me esperan para que no me acostumbre a soñar mucho.
Haría falta en este momento una plegaria de agradecimiento por el solo respirar, por la posibilidad de sentir, de vivir aunque sea en extremo todas las emociones que me llenan la cabeza. Qué sería si no pudiera expresarlas y lamentarme cada que puedo por ellas! :s Eso me haría alguien... alguien normal que supera sus dificultades y sigue con la vida.... hmmm... cómo me gustaría ser normal :'(... eso sería genial...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?