06 septiembre, 2010

¿Qué me falta?

Todas las mañanas me hago la misma pregunta antes de cerrar la puerta.
A veces echo una ojeada adentro, otras solo tiro la puerta y avanzo sin detenerme mucho a pensar.
A veces me devuelvo y busco de nuevo porque hay días del mes en que la sensación de culpa por lo olvidado es más fuerte, otros días asumo que si lo he dejado tan poco será tan grave, encontraré maneras de ingeniármelas sin ello.

Todas las mañanas me hago la misma pregunta porque sé que me falta algo pero no sé qué es. A veces solo ignoro esa pregunta, me pasó minutos, horas y días ignorándola; ha sido tan prolongado el tiempo ignorando que me parece llevo años en ello. Otras veces me pasó horas, días y semanas buscándolo; ha sido tan intensa la búsqueda que me parece llevo décadas en ello. Busco siempre en los mismos lugares, como si en la segunda ocasión aquello que no estuvo la primera vez mágicamente fuera aparecer en la siguiente.

¿Te has preguntado qué te falta?
Yo adoraba que respondieras que yo te faltaba, yo te creía cuando lo decías.
A veces te busco a vos en un rostro ajeno pero sé que no sos vos. ¿La verdad? Sí, duele, no despacito ni suavecito, duele mucho; porque hoy sé que no me buscabas a mí, porque el huequito que tenés no lo lleno yo ni tiene mi forma, vos lo querés llenar con otras formas. Entonces yo sé que no sos vos lo que a mi me falta; aunque eso duele más porque yo aún lo creía, es de alguna manera más fácil porque sé que lo que a mi me falta no sos vos.

Hoy me pregunté de nuevo ¿Qué me falta? Revisé los bolsillos, eché un vistazo a la casa, miré mi bolso y no supe que me falta, así que cerré la puerta esperando que lo que sé que me falta no me haga falta hoy y si no llego a enterarme de qué es aquello, ojalá pueda encontrarle reemplazo así como cada día le encuentran sustituto los cientos de rostros que yo veo cada día.

En el fondo espero que lo que yo busco se pregunté por mí algún día y entonces me responda la pregunta de cada mañana; la vida misma tendrá sentido, mi búsqueda de aquello que no sé qué es tendrá su termino, entonces sabré que sos otro vos lo que busco, uno que me buscaba a mí.


De repente hacés todo más claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?