23 octubre, 2010

Rayito de luna

El reloj marcó las 11 y todos apagaron las luces, furtivamente me he escapado para buscar un poco de luz de luna... que "qué pienso tanto?"- me preguntan, yo digo: -"nada, en nadie...".
Sólo quiero escuchar la música, mirar sin ganas, sonreír un poco; quiero estar aquí para no estar allá  porque allá me despedazan, me torturan, me lastiman y ya no quiero estar sola con ellos. 
Cuando regrese a casa haré un picadillo con ellos, los desmembraré y uno a uno los iré triturando hasta que pierdan su forma, su olor y su encanto, hasta que no se distinga uno de otro y sean solo un montículo de masa uniforme, sin gracia ni memoria. 
-No, no, que así solita como vine, así solita me voy.
Que el único que quiero que me secuestre esta noche es el rayito de luna que dulce me mira desde arriba, que se ofreció a acompañarme en silencio para no dejarme sola con mis pensamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?