29 noviembre, 2010

Yo puedo hacer

Cuando te lleve a un lugar en donde nunca hayás estado,
cuando no podás regresar a él si no es conmigo,
cuando te toque en lugares que no sabías que existían,
cuando no existan si no es porque yo los toco.

Cuando no recordés como era estar sin mi,
cuando sin mi no recordés como estar.

Cuando, por esas mismas razones, seas tan feliz como yo,
cuando sonrías por el simple hecho de que sos mío;
cuando eso pase,
te voy a invitar a este lugar
para que hagamos poesía solo con miradas...

Qué linda canción, de todas las cosas imposibles que algunos creen que pueden hacer...

Último fin de semana de noviembre

Ay, noviembre, llegaste con lluvia pero te vas con sol...

Mis noviembres son para amar u odiar, para quedarse o irse para siempre, para llorar hasta que no quede otra opción que reírse... 

Este fin de semana... hmmm... clausura magistral de noviembre, con un poquito de todo para que quede sabor a noviembre. 
Mucha música...

Adoro esta canción, riquísima para hacer giros y bailarla suavecito...

28 noviembre, 2010

Asanas en la playa

Voy a llevar mi ipod y mi yoga a la playa para desentonar con esa ave que canta. Voy a tomar mi tiempo para ir a cazar un lugar escondido y compartirlo algún día con vos y cuando lo halle me sentaré en la arena y no diré nada, le pediré inquilinato a este cangrejillo torpe que tiene tanto miedo de mí como yo de él, que no se atreve a salir porque es demasiado tímido. 
Apagaré entonces mi música y no seré por este tiempo ni langosta, gato, vaca o camello, mucho menos cangrejo; dejaré mis asanas para que no me tengás miedo; seré solo yo en la playa recostada a la par de un cangrejo pendejo, esperando que deje sus miedos y me pida que me quede a vivir aquí con él.

27 noviembre, 2010

Conversaciones violentas


Conversaciones a tequilas,
para hablar con ardor en el pecho y no en la garganta,
para sacarme en cara lo que él es y lo que yo no he sido,
para no llorar, 
para solo hablar honestamente...

Conversaciones guayabiadas
para mirarnos mañana con pena ajena
pero esta noche destrozarnos con palabras;
para luego arrepentirnos y reirnos por estúpidos, 
para dejar las reglas claras y no volver a traspasarlas
para que me diga que ahora prefiere ser solo mi amigo.

Conversaciones a vino, a whisky (odio el whisky), a borrachera,
para no leer mensajes de texto de media noche,
para olvidar que aquí tengo una conversación pendiente;
para fingir que no tengo sueño y que quiero seguir discutiendo
los sentimientos del mundo entero, de mi padre, de mi madre,
del vecino, del perro, de los peces, de los suyos, de los de ellos,
de los de él 
y solo cuando ya estamos cayendo dormidos 
pensar en los míos...

Conversaciones a galleta soda
y café
para ignorar los sentimientos 
de los que no tienen alma,
 para no mirarse a los ojos
para no decir nada;
para hablar de cosas superfluas:
de cómo hago el café, 
de diciembre que llega ligero,
de su horrendo corte de pelo,
 y de todo lo que importa un bledo.

26 noviembre, 2010

La misma playa

Es la misma playa, pero no es la misma arena;
es el mismo mar pero no son las mismas olas...


Falta un mes exacto para Navidad, hace un año se fue y cuando regresó nada fue igual. Yo le dije que no quería pasar la Navidad sin él y él prometió que regresaría a tiempo pero cuando regresó ya era tarde, era el mismo lugar pero ya no éramos los mismos. Y buscamos la misma arena para retozar en ella y esperamos largo tiempo las mismas olas pero ya todas se habían ido; él quería quedarse a abrazar las nuevas olas, a besar la nueva arena pero ya yo había roto todas las promesas, yo me había marchado. Sentado a la orilla de la playa me miró desaparecer a lo lejos y yo no volví a ver atrás. Yo hace mucho no pienso en él, pero falta un mes para Navidad y esta playa y este mar me traen recuerdos, he venido a buscarlo un momento, a pensarlo por horas pero ni la nueva arena ni las nuevas olas saben nada de él, hace un tiempo se fue y prometió no regresar.


Es la misma playa, pero no es la misma arena;
es el mismo mar pero no son las mismas olas...

25 noviembre, 2010

La vida...


En la vida no queremos sufrir,
no queremos sufrir,
queremos tocar el cielo
somos actores de ese gran escenario
que se llama vida
pasiones, amores, traiciones,
sueños, mentiras
porque la vida
es una comedia de ilusiones
nacemos, crecemos,
vivimos como nos toca.
En la vida todos queremos tocar el cielo
en la vida como te quise viejita
dicen que en esta vida
se purgan otras vidas pasadas
heridas de vidas pasadas
que desconocemos
si te va mal
no te ahorque el desaliento
todo lo malo
siempre trae algo bueno
tarde o temprano
nos llega la cuenta
de todo lo que hacemos.
En la vida todos queremos tocar el cielo
en la vida como te quise viejita
en la vida no queremos sufrir
no queremos sufrir
queremos tocar el cielo
con manos de amor.

 La vida, mi vida...

Amo esta canción, una de mis favoritas...

22 noviembre, 2010

Aventura - Un Beso

Awww... quisiera bailar esto con alguien que me hiciera sentir así...



Debo estar loca, pero moriría porque con solo una mirada me digás: "Soy yo el loco amor de tu vida"...

21 noviembre, 2010

Mentiras

Mentiras... todas duelen, no importa el tamaño, el color ni el contenido, tampoco los motivos. Duelen afuera en quien las escucha y duelen adentro en quien las dice cuando no puede reparar el daño.
Es una historia como la de Juanito y el lobo y ahora aunque haya una verdad nadie la cree y de nada sirven los gritos ni los llamados porque las mentiras consumieron todo, cerraron los conductos auditivos, los caminos de los sueños y callaron una voz. Entre más se piensa, más parece perdido, aun con la verdad en la cuenta, las mentiras mancharon todo.

Vendí mi corazón por mentiras y costó caro, no hubo piedad en ponerle precio y no tuve suficiente para recuperarlo. Así que renuncié a intentarlo, tengo una verdad que apostaría puede cambiarlo todo pero no sé que tanto pueda servir una verdad a destiempo... Si una mentira tiene tanto poder, ¿cuánto más poder podrá tener una verdad?

Quien ama no miente y si miente no ama. Eso es lo paradójico, eso es lo que duele.

Quien ama todo lo cree. Yo no sé por que no me cuesta tanto creer.

Mi blog

Hace 5 meses que empecé este blog como medida preventiva a que oficialmente me terminaran encerrando en un manicomio... en realidad, fue algo muy específico lo que lo hizo nacer... 
Nunca había tenido un periodo en mi vida en que escribiera tanto como ahora, de hecho lo más similar fue cuando era adolescente y sufrí mi primer decepción amorosa, escribí muchas cosas tontas en aquel tiempo... de hecho últimamente he escrito muchas cosas tontas, llevo meses escribiendo estupideces.

Ayer me preguntaron una vez más que si vengo con manual... Yo misma me lo he preguntado y me he puesto a pensar si realmente debería sentarme a escribir uno de sobrevivencia conmigo... podría ser útil... Mientras tanto tengo el blog que esboza un poco lo que mi cabeza loca va pensando, lo que está luchando adentro y realmente ha sido muy terapeutico escribirlo. Ayer leí un correo que no sé si lo envió de verdad un desconocido o será un conocido... esto es lo único malo de internet (bueno, entre muchas cosas...). (Btw, ayer fue un día de revelaciones interesantes...) Me inquietaron y halagaron muchas cosas, Blogger me ha enseñado mis "estadísticas" y el contador de visitas me ha dejado sorprendida, muchas gracias a los que me leen, a veces dudo que sea interesante leer mis arranques pero gracias por los comentarios que de alguna forma me han dejado llegar; algún chistocill@ -.- me marca siempre que necesito terapia pero aunque a ratos duele la honestidad, no es algo descartable y eso también es bueno leerlo para entrar en cordura. Me muestra que a pesar de la "frialdad" del blog hay quienes les importa leer lo que escribo, algunas veces más afortunado que otras, quizás solo identificación, quizás solo curiosidad por saber en que acabará esta historia sin fin pero... sean cual sean los motivos, gracias por leer.

En este grande mundo mío sé dar lo que esperan o necesitan de mí pero el último año se ha vuelto cansado y he dejado de controlar mis reacciones y me ha costado disimular la locura, tengo todas mis emociones en ruleta rusa, giras la rueda y no sé cuál saldrá a luz. Eso es lo difícil con el manual, porque hay cosas que son tan al azar conmigo qué como pronosticar lo que pasará. Si me preguntan qué quiero a veces solo no lo sé, por eso escribo porque no quiero preocupar a nadie, ni causar pena ni confusión, pienso que se ha tornado cansado porque no tengo razones lógicas para sentirme así, por eso he decidido escribir y callar cosas. 

Fuera de mi terapeuta a quien le pago para que entre a mi subconciente, ud. que está leyendo de a gratis, conociéndome en persona o no, quizás sin tener idea si soy troll, figura etérea o si realmente hay detrás de cada letra unos ojitos vidriosos está ante mis más íntimos pensamientos que pongo en custodia en un blog a diestra y siniestra de todos... Algunos poéticos esperan un final para esta historia mientras yo espero un inicio que si de mi dependiera empezaría ya... 

20 noviembre, 2010

Juegos de adultos

Niños jugando de adultos, eso somos. Ensayando, probando, intentando, creyendo que sabemos del amor, de la vida, del éxito; vistiéndonos de adultos para que algún día nos salga bien el juego y podamos llenarnos la boca porque ya somos adultos y nos olvidemos que algún día fuimos niños.

Podríamos poner todas esas cifras en el suelo y eso no me haría más o menos adulto de lo que he intentado ser en este tiempo, sentadita aquí en el suelo solo tengo una pregunta ¿desde cuando el dinero nos hizo adultos?

19 noviembre, 2010

Caminando

-Y... ¿no nos podemos ir caminando?

La noche es perfecta para caminar...
Yo me cambio los zapatos y vos te ponés la chaqueta; yo me suelto el cabello para que juegue un rato al viento y vos fingis que no estás cansado como para caminar tanto. Yo te cuento un chiste para malpensados y vos te dejás basurear para alegrarme el ánimo. Yo voy a dejar que me abrás la puerta pero no le comprés una rosa a ésta que no es tu novia.

Hablemos un tanto de Edén Pastora, de los ticos, de los nicas, del río, del partido, de las decoraciones extrafalarias del vecino, de las luces coquetas de esa puerta, del cierre de semana, de los pendientes de mañana, de esa señora paseando al perro, burlémosnos de los nombres chistosos de la gente pola, y luego cantemos una canción pegajosa.

No es que hoy esté callada, a ratos solo quisiera que te callaras un rato, la noche lo pide, que nos sentemos a compartir este silencio, que no digamos nada.

Pero no es la noche, 
ni la cena,
ni el regalo, 
ni la música...
ni el niño de las flores,
ni tu corte de pelo, 
ni mi risa burlona...
ni la luna,
ni mis secretos,
ni ese par de estrellas,
ni el camino,
no es nada de eso;
es solo que no soy yo
y no sos vos.

18 noviembre, 2010

Mi arbolito de Navidad

Colocar el árbol y poner las luces siempre fue todo un ritual. Amo noviembre por eso, amo reírme desenrrollando luces, historias y anécdotas; poniendo esferas, sueños e ideas en mi árbol de este año que dejo y queda. Es mi tiempo único en el cual nada de lo afuera importa y todo este pequeño mundo de personas a quienes les importo, importa.

Para estos momentos tomo fotografías mentales para rebobinarlas en mi recuerdo y atesorarlas conmigo para momentos duros y así recordarme que pase lo que pase, este universo de personitas importantes son mi refugio en el día de lluvia y en la temporada tempestuosa.

Aun no decido si decorar mi casa o no, se va a sentir vacía sin nuestras risas cómplices, sin sus abrazos y consuelos nocturnos, sin sus regaños y sin la picardía nuestra de cada mañana.

Mis noviembres siempre son raros pero este diciembre que viene se siente distinto. 
Hace un año, solo un año, tengo sentimientos encontrados con eso... karma, karma... siempre me decía... Este fue un año rudo pero el año anterior tampoco fue fácil. Lo que voy colocando en mi arbolito son mis lecciones aprendidas, las que me van haciendo más fuerte y las que me hicieron débil en realidad, me recuerdan cuán frágil y diminuta soy en el universo de destinos por descubrir. 

Yo sé que estoy hecha de un material mucho más resistente que se va revelando conforme voy creciendo...

Hoy va a ser un lindo día.

16 noviembre, 2010

Días raros, con sueños raros y pensamientos raros

Días raros, con sueños raros y pensamientos raros.

Yo no soy poetisa ni escritora de personajes de fantasía. No soy idea ni pensamiento perverso de una noche de noviembre. No soy esto ni soy aquello. No soy lo que ideó aquel ni lo que yo planeo. 
¿Qué soy yo? Decime vos que soy yo, cuando me sentís, cuando te hablo, cuando te miro, cuando te estrecho la mano, cuando suspiro, cuando lloro y cuando río; cuando tengo en el pecho una idea y afuera sale con palabras, cuando clama un dolor en el alma y afuera sale con lágrimas, cuando te digo que tengo miedo de que no vengás a tiempo, cuando te espero y te prometo amor eterno.

Afuera se siente distinto porque que no estás acá adentro, porque él no sabe ni ella, ellos y ni ellas saben ni entienden de noviembre. 

Hay conversaciones raras, casi honestas en las que es difícil ocultarlo todo; y yo le cuento a ud. lo que no le cuento a él, y le digo a un ud. lo que debo confesarte a vos. 
¿Tiene ud. un veredicto? Sí, yo sé, que conmigo todo se complica, no se preocupe por darme consejos, no busco redención, no busco un oído atento que lo entienda porque ud. tampoco es mi vos, cómo lo sé no lo sé, sólo lo sé. ¿Le parece fascinante? En realidad es deprimente. 

Ni ud. ni él ni nadie ha entrado más adentro que pueda mirar la verdad y abrazarla con ganas. Usted tiene una cara pero no tiene un alma, él nunca supo que tuvo un alma y por eso es mejor que tenga una cara. Yo me deslizo esta noche y me voy, me escurro y espero en esta esquina nueva, sentada en este cachito inverso de la luna y aquí me quedaré a recitar versos sonámbulos hasta que te decidás a subirte en esa nube navegante y vengás a hacerme compañía, a recitar versos de amor, hasta que abrás este puño para tomarnos de las manos.

14 noviembre, 2010

Todo pasa

Esta tarde inhalé fuerte y me acosté a mirar las nubes, vi las montañas perdiéndose en el horizonte y pensé en lo diminuto de mi cuerpo en este pequeño espacio. Pensé en esa lágrima que siempre se me escapa cuando pienso en ese universo infinito y lo finito de mis tragedias; la dejé secarse en mi cara y me atreví a reírme de mí misma, de estos espacios de locura que me siguen y de toda la torpeza que gobiernan mis acciones.

Ya pasó, como esa nube loca que se cree avión, como la niebla que se desvanece cuando calienta el día. Como mi corazón que se muda cuando una esperanza llega. Pasó, todo pasa. Y yo sonrió porque si se trata de verdades yo tengo la más importante guardada en mi puño, la aprieto fuerte para que no se me escape y cuando sea el momento la dejaré libre para que vos la disfrutés conmigo.

13 noviembre, 2010

Cansada

Esta pequeña caja de pandora, no hace falta más que la toquen para que todo se vuelva locura y salga la basura más retorcida y podrida del mundo. Estoy cansada, simplemente agotada emocionalmente de este cuento, de esta historia, cansada del circo, del espectáculo. Cansada de pagar perpetuamente errores cometidos, cansada de justificarme, de que me acusen, de que me señalen,  que me reclamen como si salvar una reputación virtual fuera algo tan importante, cansada de que importen todos menos lo que yo siento, cansada, muy cansada de detener mi vida para satisfacer el morbo de otros.

Solo deseo que mi vida normal regrese y que la culpa deje de atormentarme cada noche.

11 noviembre, 2010

Esta noche

Dame otra noche triste para que no perdás la costumbre, 
Dame otra noche triste para no olvidar cuando algo duele,
Damela y robate otro día más de mi vida, llevatelo con vos
Vengate, por todos los días que yo te robé, que yo atesoré;
por todas las noches que me quisiste y no me quisiste;
por cada segundo queriéndote y sonándote;
por cada desvelo, por cada lágrima, por cada risa absurda.
Llevatelos todos y no me los devolvás nunca
que lo que llore esta noche será solo el acto final 
del teatro de colores que vos mismo pintaste.

10 noviembre, 2010

¿Para qué te escribo?

Me gusta este poema

Te escribo para que no te quede duda que desde antes de mirarte por vez primera ya te soñaba, ya te amaba. Para que se te quede grabado que no hay espacio en mi corazón para otro que no seas vos. Para que entendás lo mucho que me hacés falta, lo mucho que esperaba que llegaras a mi vida. 

Te escribo hoy porque el mañana me será insuficiente para llenarte de amores, porque quiero testigos de este amor devoto que te tengo.

09 noviembre, 2010

Cantan los sapos

-¿Y su príncipe cómo está?
-Mi príncipe no está...

Afuera croan los sapos, he trancado la puerta muy fuerte para no oírlos, he cerrado las celosías y bajado las persianas. He puesto mucho papel bajo la puerta para que no se filtren sus ruidos. Sapos ruidosos, sapos coquetos, sapos hábiles, pretenciosos; sapos enamorados de la luna, que buscan princesas imaginarias para que los besen, sapos que no saben que hay dentro de la casa.

Cantan los sapos, y todos juran que su canto es distinto. A mi casi todos me suenan igual.

Adentro yo corto orégano para disfrazar el olor a su olvido, amargo olor a orégano que invade la casa y me hace pensar en el sapo que toca la puerta; -oye, fantasma, ve y ponle doble llave a la puerta, que por esta noche ya no quiero besar más sapos.

Yo te espero



Tengo la impresión de que esta alma que me dieron no es de este mundo y por eso te espero. 

Por eso me lo arranqué a pedazos y cerceno cada noche, a punta de bisturí, su recuerdo, sus palabras de cuento, su carita de ensueño.
Y él, que tiene alma de este mundo, tendrá amores de este mundo, yo se lo dije, yo lo sabía; que si es más feliz sin mi, mi vida era porque no era mío... y mientras, fulano mío y sólo mío, yo te espero.

Yo te espero.

Por eso le sigo echando yodo a las heridas porque te espero, porque espero que apresurés el paso para reclamarte mucho por qué te tardás tanto.

Aquí sosteniendo una lágrima, yo te espero.
Aquí riendo, yo te espero.
Aquí viviendo, yo te espero.
Aquí soñando, yo te espero.
Aquí, hasta que te des cuenta que sos vos, yo te espero.

08 noviembre, 2010

Córtazar

Para morirse...

Una carta de amor
  
Todo lo que de vos quisiera
es tan poco en el fondo
porque en el fondo es todo,
como un perro que pasa, una colina,
esas cosas de nada, cotidianas,
espiga y cabellera y dos terrones,
el olor de tu cuerpo,
lo que decís de cualquier cosa,
conmigo o contra mía,
todo eso es tan poco,
yo lo quiero de vos porque te quiero.
Que mires más allá de mí,
que me ames con violenta prescindencia
del mañana, que el grito
de tu entrega se estrelle
en la cara de un jefe de oficina,
y que el placer que juntos inventamos
sea otro signo de la libertad.

La ceremonia

Te desnudé entre llantos y temblores
sobre una cama abierta a lo infinito,
y si no tuve lástima del grito
ni de las súplicas o los rubores,

fui en cambio el alfarero en los albores,
el fuego y el azar del lento rito,
sentí nacer bajo la arcilla el mito
del retorno a la fuente y a las flores.

En mis brazos tejiste la madeja
rumorosa del tiempo encadenado,
su eternidad de fuego recurrente;

no sé qué viste tú desde tu queja,
yo vi águilas y musgos, fui ese lado
del espejo en que canta la serpiente.

07 noviembre, 2010

Qué no te daría yo...



Qué no te daría yo, por tenerte a mi lado
pidiéndome de nuevo un verso más.
Como hiciste alguna vez,
como ya no has vuelto a hacer...

Siendo honesta, siempre hay momentos casi perfectos para enamorarse de nuevo... el único inconveniente es que no puedo dejar de pensar en que serían perfectos si estuviera él.


Nuestro amor será leyenda, Sanz


No hay doctor que me retenga
No hay dolor que me detenga
No hay planeta que me eclipse
O de tu lado me desvíe

Del clamor yo no dependo

Del halago me desprendo
No hay error que me resigne
Ni un porqué que me empecine

No hay rencor que me de frío

No hay amor como este mío
Tus acciones te definen
El destino es quien camine
No hay temblor que me delate
No hay distancia que esté lejos

Desde lejos nos tenemos en el fuego

Desde lejos nos tenemos en los mares
Desde lejos yo te siento amor
Desde lejos nos tenemos en los huesos
Desde lejos nuestros cuerpos se hacen aire
Desde lejos yo te puedo amar
Desde lejos nuestro amor será leyenda
Desde lejos hablarán
De este amor que es de leyenda van a hablar

No hay honor en esta guerra (ni en ninguna Guerra)

Ni fervor que la merezca
No hay un fin que me de brío
No hay bufón que me divierta

Si eres fe yo me convierto

Tu existencia me da aliento
Te lo digo convencido
No hay amor como este mío

Y eso siento más o menos

Y por eso mismo muero
Dime si no merecemos
Dar la vida en intentar
Si he de amarte desde lejos
Quiero hacerlo hasta el final… final, final.


Desde lejos yo te quiero con el fuego

Desde lejos yo te tengo con los mares
Desde lejos yo te siento amor
Desde lejos nos tenemos en los huesos
Desde lejos nuestros cuerpos se hacen aire
Desde lejos yo te puedo hablar
Desde lejos nuestro amor será leyenda
Desde lejos hablarán
De este amor que es de leyenda y tú te vas


Para enamorarse hay que enamorarse con todo, si no, no vale la pena. Un amor de leyenda...

03 noviembre, 2010

Registro

Esto creo que es importante y por eso me parece útil registrarlo, una tontera sin sentido para cualquiera pero... Bueno, la cosa es que la lluvia, noviembre, el recuerdo, todo... y nada parecía cuajar y así que caí otra vez ¡pero! aún cuando pensé que me iba poner mal, me sentí demasiado bien, es absolutamente extraño, los sentimientos que me provocó fueron tan distintos.
Me siento demasiado bien, es raro...

Noviembre

Noviembre me besó la frente y luego lloró de tristeza, yo lo tomé de la mano y le dije: -Ay, mi dulce noviembre, que estrañás volar alto, que recapitulás, que le tenés miedo al mar.
Noviembre me miró a los ojos. Mi bello noviembre, lucís perdido, casi asustado.Yo te prometo no contarte más historias locas de lunas, estrellas ni recuerdos que duelen; yo te prometo, mi bello noviembre, que no te daré ocasión para que llorés más...

02 noviembre, 2010

...

Él se fue hacia el norte, ella tomó camino hacia el sur  y se prometieron ambos no volver a pisar ese mismo sendero. Hay promesas que duelen.

Honestamente no sé qué hacer para olvidarme de ese camino que me duele hoy, mi estúpido mapa no funciona. Podría amarlo tanto que el mismo presente me sería insuficiente, el mañana no rendiría y el futuro sería solo una excusa. Pero no es él, pero no es él... No lo es y eso es lo que más duele... 

01 noviembre, 2010

Tarde de canciones reculiolas

Buen fin de semana, lunes de aburrimiento total, tarde de canciones reculiolas...
Hace un año... solo un año...
Igual amo noviembre, tan lindo mes, llovió pero volvió a salir el sol...