03 noviembre, 2010

Noviembre

Noviembre me besó la frente y luego lloró de tristeza, yo lo tomé de la mano y le dije: -Ay, mi dulce noviembre, que estrañás volar alto, que recapitulás, que le tenés miedo al mar.
Noviembre me miró a los ojos. Mi bello noviembre, lucís perdido, casi asustado.Yo te prometo no contarte más historias locas de lunas, estrellas ni recuerdos que duelen; yo te prometo, mi bello noviembre, que no te daré ocasión para que llorés más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?