23 diciembre, 2010

Hormiguitas

"Son tus pecas pequeñas hormiguitas que se quedaron dormidas
sorbiendo el néctar de tus mejillas
"
Y mi suspiro fue tan profundo que se quedó pegado en mi pecho y dejé de respirar un par de minutos. Y cayeron mis hormigas y se quedaron en el suelo esperando que las juntaras.
Ellas se quedaron ahí tímidas y temblorosas, temiendo que la fuerza de tus dedos las destrozaran...
Y un día de tantos me nacieron nuevas pecas mucho más grandes que las primeras e inmunes a los suspiros profundos.Y tus hormigas no regresaron más a mis mejillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?