31 enero, 2011

Boceto para Esperanza (Malpaís)


Si fueras a tocar esa memoria...
parece eterno
el polvo de tus ojos;
pero el olor de aquella página no vuelve,
se fue, con los desvelos de tu frente.

Si fueras a tocar aquellos días,
la extraña magia
de todo lo que llueve,
tocar al sol que esta arrugado entre las hojas,
al perro y a la tía tejedora...

Cuando el aire tenía
rastros de azul,
en el patio cabía
toda la luz.
Llévame donde pueda,
abuela, dormir,
Si fueras a volver, llévame allí.

Si fueras a quedar en lo que queda:
aquella casa
debajo de los años,
aquella forma de mecerse los almendros,
el agua que inventaba la tinaja...

El tiempo esta dejándonos un tiempo
para volver
al patio de tus manos,
reconocer entre las sábanas tendidas
las caras que perdimos hace tanto.

Cuando el aire tenía
rastros de azul,
en el patio cabía
toda la luz.
Llévame donde pueda,
abuela, dormir,
Si fueras a volver, llévame allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?