23 enero, 2011

Tus ojos

Tus ojos lo han visto todo y cuando los miro, sé que lo saben todo; tienen ese dejo de nostalgia de algo que añoran, de eso que ya no está pero que en algún tiempo vivido les supo a gloria.
Son tus ojos y yo veo en ellos los míos, yo los evado porque cuando me hundo en ellos, miro ese rostro que miras, al que no le temes, ése que se convierte en niña cuando la miras.
Mis ojos en tus ojos y no tengo palabras para decir nada, qué sé yo de LA vida y qué saben tus ojos de la mía. Tus ojos que lo han visto todo, que me han visto correr y caer, que no quieren verlo de nuevo y mis ojos que no han visto nada pero quieren que los dejes ver tanto como han visto los tuyos.
Tus ojitos pequeños, nubladitos, tus ojitos que aman y que yo amo, que no puedo ver sin llorar porque temo el día cuando ellos no me miren más y yo me pierda porque solo en ellos tengo permiso de regresar a la infancia. Son tus ojitos a los que le temo porque me juzgan y no encuentran que nada es suficiente para liberarme del hechizo de ser niña eternamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?