18 mayo, 2011

Muchos peces en el mar

Y un pececito le dijo al otro: -No te preocupés, hay muchos humanos en la Tierra...

Y te dedicaste a buscar la persona correcta pero terminaste haciendo del resto del mundo personas incorrectas. Y el amor se terminó convirtiendo en una selección de conveniencia en donde las partes se ponen de acuerdo y negociamos el amor. Y aquel amor loco desmedido termina convirtiéndose en error...

¿Y si nuestra equivocación es haberlo convertido en una transacción? ¿Y si la muestra más grande de amor se dio sin merecimientos cómo te pido la luna y para qué yo te juro las estrellas? Que yo te ame y que vos me amés no se ajusta en un contrato ni se acaba cuando anunciamos su caducidad, que yo te ame y que vos me amés es un error de transacción de dos humanos perfectamente incorrectos en un mar de muchos peces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?