24 mayo, 2011

Y por ratos llueve, llueve adentro y llueve afuera. Y te refugias en mi alma para que no te salpique este temporal y yo te baño desde adentro, te roció de tristezas y terminás empapado preguntándote cómo vos que sos el sol acabaste lleno de lluvias.

 Y querés hacer que pare de llover y yo quiero creerte que sí, que lentamente y poco a poco irá calentando el sol y calmará la tempestad que los dos llevamos a cuestas. Mientras tanto a ratos llueve, llueve el alma que teme y el cielo que le ve cuanto llueve.

2 comentarios:

  1. ¡y es que como llueve en mayo! jijijij...

    mmmm... estos fríos y estas lluvias a ratos no solo son externas y bueno... ¿el sol qué?

    Aveces solo querer calentar no es suficiente... hummm ¿un poco más de esfuerzo? diay, no sé... si vale la pena!

    Bueno... que llueva y que si es interno, poco a poco se vaya con el agua las... ¿penas?

    :D jijiji... kisses & hugs!!!

    ResponderEliminar
  2. jeje... ojalá que el caliente más el sol por toda la lluvia que ha caido solo así... ;)

    ResponderEliminar

¿Y vos qué pensás?