30 julio, 2011

Cielo


Una patita del sol se metió por la ventana y un olorcito a café me terminó de despertar, entre sueños y fantasías lo tengo aquí conmigo de una forma tan impredecible que me hace pensar en lo maravilloso que es este destino.
De todos sus besos, el que más amé fue el de la mañana, no me sé una mejor forma de despertar que en el pudor de un par de sonrisas que lo dicen todo sin decir nada. 
Y de sus caricias amé la que tomó mi mano guardándola en su pecho mientras yo descansaba a latidos de un corazoncito que aceleraba el mío.
Hay un compartimiento en mi memoria exclusivo para los dos, en él hago recuento de cada beso y caricia bajo esta sabana, de todos los caminos que hice sobre su cuerpo, de todas las veces que por placer no me dejó callar; si ese par de rocas me tomaran de nuevo yo seguiría grabando cada temblor, cada estremecer para repetirlo una y otra vez en cada amanecer.
Que se quede en la cama conmigo haciendo amor con esta de taza de café, que me despeine un poco más para estar parejos y yo jugaré traviesamente con mis pies. No quiero una ducha, quiero seguir oliendo a él, al desenfreno de su sexo en mi cuerpo y a la ternura de su dogma en mi alma, porque me toma desde adentro y se adueña de mí; porque no lo es todo pero en este momento prefiero mil veces esta pequeña y hermosa parte al universo entero.
Y todas las patitas del sol se metieron en el cuarto, así que les pintamos un cielo azul tan profundo que podrías vivir en él eternamente.

4 comentarios:

  1. aaaawww!!!! Que bello Luniux :D me alegro dem dem dem!!!

    Tienes razón, nada como ese beso de buenos días... ♥

    ResponderEliminar
  2. Aw... Qué linda, gracias, querida. :)

    ResponderEliminar
  3. Awwwwwwww!!! Nada le gana a ese momento, me encantó leerte...!

    Tenerle y q llegara cuando menos se esperara para hacer un mundo perfecto dentro de 4 paredes es lo mejor q puede pasar. En mi caso, yo le llamo burbujas perfectas...espero q las sigas disfrutando :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias, bella.
    Eso espero yo, que hayan muchas nuevas mañanas como esa.

    ResponderEliminar

¿Y vos qué pensás?