11 julio, 2011

De amor y de sombra

Su amor era intempestivo, arrasaba con todo y devastaba todo en mí; no dejaba nada en pie cuando me amaba. Luego vino un viento calmo, suave y delicado, acarició mi mejilla y susurró un te amo pero era tan basta la destrucción de su cuerpo en el mío que no pude reconocer los sonidos.
Ya no sé qué pedirle, que me ame de forma cobarde o que me ame con todo, de forma tan salvaje que me destroce el alma adentro para que olvide cómo amar si no es a su lado. Y... ¿si su amor no era amor? ¿si era mi loca ilusión cabalgando a zancadas tan anchas como las promesas de sus palabras?

Hay amores suavecitos y hay amores que no son amores, son huracanes. 

Mi amor vendrá esta vez suavecito y, a su vez, con tantas ganas... acariciando tu mejilla y deslizándose en tu torso, hundiéndose en tu pelvis y propagándonos en lo eterno. No harán falta los susurros porque articulará con fuerza y estará tan seguro de tu beso en mi vientre que descansará en el pecho; no gritará ni se colapsará, no esperará afuera lloviendo, no dirá un te amo llorando. Te mirará y lo dirá para hacerte dueño de estos labios, de esta voz, de este cuerpo, de esta sonrisa que provoca este amor suavecito, cálido y tenue que una noche fría como esta iluminó mi rostro y lo sacó de las sombras.

2 comentarios:

  1. El amor que venga como debe venir Luniux, de repente o lento... inesperado, "vaya sin esperanza" me dijo un amigo cuando le dije que iba a la Municipalidad ayer, me pregunté a mi misma la razón x la cual el me dijo eso pero en 10 minutos entré, hice fila, consulté, pagué y ya había salido. Le conté a él y me dice... "Ves, por eso te dije que fueras sin esperanza, sino no te hubieras sorprendido."

    así que déjese sorprender y ya hago este comentario mi post XD jajajajajaj Besos y abrazos srta!!!

    ResponderEliminar
  2. jaja... ya vi el post, estuvo bueno. Hace falta andar sin esperar nada para poder correr el riesgo de ser sorprendidos... aw :( pero cuesta, creo que para los que pecamos de idealistas y soñadores no esperar nada es difícil.

    ResponderEliminar

¿Y vos qué pensás?