02 julio, 2011

Suspiros

-Eh... eeeste... ¿de qué estaba hablando? eh...


Mi vida con vos está hecha de suspiros
unos entrecortados excitados,
otros profundos ilusionados,
unos más cortitos sorprendidos
y otros, otros tan repentinos 
que después de ellos,
olvido cómo respirar.

A punta de suspiros te fuiste metiendo
en esta cajita que llevo por pecho,
impregnando cada cosa en este mundo
de imágenes, palabras y recuerdos tuyos.

Dulces, mágicos, encantados, 
tartamudos, tímidos y a veces retraídos,
coquetos, súbitos, un tanto insospechados,
incoherentes pero siempre emocionados;
un tanto enajenados, tan absortos
que todo lo olvido,
que se extienden,
que se prolongan
y perduran en mi cabeza
para las tardes de versos,
para las noches de sueños.

 Añade a esta colección de suspiros:
uno por cada mirada
otro por cada palabra
uno por tu mano en mi espalda, 
otro más por cada vez 
que sin verte, te pienso;
y este último enamorado
por el beso torpe en la entrada.

Yo los atesoro
porque amo la forma
en la que me hacés suspirar,
porque no necesitás mucho
para que olvide cómo hablar.
 

6 comentarios:

  1. pero no como escribir!!! XD

    aaaww... cada suspiro... hummmm...

    hay hombres que no sé que tienen ni como lo hacen pero tienen la capacidad de hacernos suspirar con su presencia o sin ella...

    Besitos Luniux, espero que tu fin sea genial!!!

    ResponderEliminar
  2. Awwwwwwwwwwwww....
    Nada más lindo que suspirar por amor. En mi caso no me imagino con un hombre que no me mantenga suspirando... Awwwwwwwwww..

    Gracias, buen fin de semana para vos también.

    ResponderEliminar
  3. Sin suspiros qué aburrida sería la vida.....¿cómo volaríamos?
    Me encantó
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Quería agradecerte tu visita a mi blog, y me encontré con la grata sorpresa de este poema. Nice !

    ResponderEliminar
  5. Deambulando con mi gripe a cuestas, paso a saludarte y a agradecerte tus comentarios en mi blog.
    Un placer recibirte. Gracias!
    Mil besos!♥♥♥

    ResponderEliminar
  6. Canaado, María, gracias por pasar.
    Saludos!

    ResponderEliminar

¿Y vos qué pensás?