01 agosto, 2011

En memoria de amistades...

"La amistad es más difícil y más rara que el amor. 
Por eso, hay que salvarla como sea."
Alberto Moravia


¿Qué es más difícil de cosechar? ¿Un amigo o un amor?
Cuando nos enamoramos, entregamos todo y esa persona se convierte en un "amigo" porque en él confías y esperás todo pero si ese sentimiento de amor muere, muere también la amistad.
Me parece más fácil enamorarte que hacer un amigo porque cuando hacés un amigo no hay intereses de por medio más que el hecho de ofrecer tu tiempo y el compartir sin esperar en recompensa nada. Si no hay motivación romántica, el amigo permanece, llega para quedarse, por eso es tan difícil hacer amigos, porque en esta época ya nadie está para quedarse.

Hoy es de esos días en los que cualquier cosita te baja el ánimo, estoy pensando específicamente en casos. Tuve un amigo de esos que realmente no supe si éramos amigos, puede ser que éramos dos perfectos desconocidos que se divertían hablando (bueno, yo me divertía); digamos que pasaron cosas raras y yo me alejé porque honestamente soy muy desconfiada y le temo horrores a la vulnerabilidad. Después de un tiempo esta persona reapareció, yo pensé que estaba enojado pero parece que no, sin embargo, ya no es lo mismo. Extrañamente tengo un sexto sentido que me provoca cierto temor y desconfianza pero, por otro, extraño mucho las conversaciones que tenía con esta persona, realmente me nutrían mucho... Lo extraño a él.

Pienso también en otra persona que conocí hace exactamente un año, el 15 lo cumplimos (no lo he olvidado) y bueno, cuando peor me sentía llenó el espacio que tenía y no sé, las circunstancias, los sentimientos, el miedo, todo confabuló y tantas cosas pasaron... ahora que hablamos queda un sinsabor en la boca, en realidad un saborcito agridulce que causa mucha nostalgia. Yo no sé si podemos ser amigos pero me gustaría que lo fuéramos... Al final los amores pasan pero los amigos quedan. Me pregunto si realmente se quiere quedar en mi vida o solo era un idea romanticona que debía caducar.

En fin, me cuesta confiar porque la base de la confianza es la vulnerabilidad y creo que nunca querés sentirte vulnerable cuando ya te han lastimado... Qué mierda... Hoy es de esos días que hacen falta los amigos.

5 comentarios:

  1. Ay nena! Cómo te entiendo...yo he tenido un fin de semana así...cómo cuesta eso.

    Yo anoche pensaba en quién consideré mi mejor amigo y ahora simplemente un hola cuesta decirlo, eso apesta, lo sé!

    Acá estamos para lo q sea, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Mierda! Debe ser algo en el aire! :(
    No dejo de preguntarme porque es tan difícil conservar a ciertas personas en tu vida. Parece un desfile de personitas que vos adentro querés un montón pero pasan y se van. :(

    ResponderEliminar
  3. suave, suave, nada de cosas en el aire nenas!!! jajajaja bueno la vulnerable soy yo hoy y por razones totalmente diferentes...

    yo recuerdo una vez, recuerdo muuucho ese día y cada vez que veo esa parada me lo recuerda jejeje... mi mejor amigo en el cole y eso que pasa por cosas como esas en el aire XD jajajaja... bueno, esa historia solo con el diablo (Casillero) en la mano se las cuento jejeje... ¡se las debo mon amis! ;)

    ResponderEliminar
  4. Que montón de historias a la espera de un diablo!

    Me parece que muchos guardamos una historia de un amigo querido que nos gustaría que regresara.

    ResponderEliminar
  5. ¿uno? ¡qué difícil escoger ese uno!

    dicen... he escuchado...

    XD

    ResponderEliminar

¿Y vos qué pensás?