13 agosto, 2011

Perseidas

Odio que estés lejos mientras estoy acá, envuelta en un edredón esperando las perseidas, pensando que de estar aquí, desaparecerían las nubes y las perseidas brillarían con mayor intensidad, pensando que hace un año no me visitaron  pero que este año por vos tendremos tanto suerte... Hace un año, habían tantas lluvias, tantas lágrimas pero no habían cometas que cumplieran deseos ni estrellas alineadas que escribieran destinos... Pero este año me has traído tanta suerte.

Las perseidas que me diste son fugaces a la vista pero hechas de roca tan fuerte que no fácilmente destruiría la atmósfera más hostil de los planetas, irradian el cielo como una sonrisa coqueta para robarme la mirada por eso es que no quiero perderme ni una, duran lo que un beso travieso en iniciarse pero si cierro los ojos, las sobrevivo como un recuerdo inmortal.

Las perseidas en el cielo son suspiros en mi vida que trajiste para iluminarme la noche, para hacerme desvelar de puritito amor, como un destello en medio de la inmensa oscuridad, como una prueba de que en el universo alguien se acordó de mí para concederme con un momento de luz la posibilidad de un deseo de eternidad.

4 comentarios:

  1. aaawww!!! que puedo decir... uno en su momento cree que las cosas no van a mejorar, que es el final pero... hay que ver los astros, las señales, terminamos maravillándonos luego, amando de nuevo y nos encontramos felices (algo que talvez hace un año creíamos imposible!)

    Besos y abrazos Luniux, aprovecha este fin!!! ;)

    ResponderEliminar
  2. Awww si... lo único fue que con el clima no se pudieron ver :s ojalá no sea mal augurio XD

    Buen fin para vos también ;)

    ResponderEliminar
  3. Hay cosas q llegan en el momento exacto...disfruta lo q tienes ahora! :)

    ResponderEliminar

¿Y vos qué pensás?