08 septiembre, 2011

Sin coordenadas

 
Mi cuerpo es un campo minado
y tus dedos son sus detectores,
viajando cautelosos, aventureros
corriendo todos los riesgos,
jugándose la vida en un estallido;
se deslizan sigilosos, casi furtivos
intentando descifrar coordenadas,
creyendo reconstruir los mapas...
sin entender que el campo
solo quiere que detones con él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?