30 octubre, 2011

Flor

-¡Cómo iba a saber que no te gustaban las flores!
-Las flores sí me gustan pero las prefiero en maceta. 

Que lo más bello de las flores es que estén pegadas a la tierra.


Daría la vida por hacerte feliz...-dijo ella... y él la cortó y la puso en un bello jarrón en el centro de la mesa para que todos la vieran.

No era un acto heroico, 
es suicidio. 
No era amor, 
es homicidio.
No está enamorado,
es psicopatía
porque eso que inhala
no es fragancia,
es muerte pura.

Lo triste es que solo veas una flor en un jarrón, que te engañe el color, que sonrías y que necesites que se marchite para ponerte de luto. Lo triste es que para apreciarla necesites cortarla.

4 comentarios:

  1. A mi me gustan en maceta, asi deberian qdarse...no esperando una muerte rapida marchitandose en un jarroncito con agua!

    Amor no es complacer al otro en todo, es acomodarse a las diferencias...no crees? :)

    ResponderEliminar
  2. Amor es... es demasiadas cosas a la vez y solo una.

    Pero eso de cortarla y luego apreciarla es como ese dicho de "nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde"...

    Y volviendo a las flores... hummm si en maceta mas cute y a la vez mas cuidados!

    ResponderEliminar
  3. Yo tamíén soy de las de maceta pero siempre se me mueren así que dejé de fomentar la compra-venta de seres vivos y me conformo con disfrutarlas en su hábitat :)
    Me encantó el texto y el blog :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Yo prefiero en maceta aunque obviamente nada mejor que apreciarlas en su hábitat.

    Y el amor es mucho como dice Paliux, aceptación, acomodarse pero en especial amor propio y disfrutarnos como somos para que nos disfrute el otro... Ay, el amor...

    Gracias, Tonet, un gusto tenerte por acá. Bienvenida ;)

    ResponderEliminar

¿Y vos qué pensás?