08 noviembre, 2011

Sos ese tema que evado,
esa conversación superficial
resumida en pocas palabras
que no dicen nada
ni explican quién fuiste.

Sos un pensamiento que duele
que no se piensa, que se bloquea,
del que se huye cambiando de tema
del que se teme porque
aun pasado el tiempo
sigue siendo un pensamiento
que se tiene 
cuando cae la noche,
cuando pasas el semáforo,
cuando oís esa canción,
cuando decís una palabra de los dos,
cuando te acordás de una historia que ya contaste,
cuando te atrevés a soñar con otro
lo que ya soñaste con alguien,
cuando no querés pensarlo 
e igual lo piensas.

Sos eso, a lo que intento reducirte
para que no duelas, para no extrañarte,
para no soñarte, para no gastarme en vos,
para no pensarte con cuerpo, alma
y corazón en alguna parte del mundo.

Sos solo una idea 
de la que me olvido
cuando sonrío,
cuando sueño,
cuando vivo,
cuando confío
en la luz de una mirada
que me eleva,
que me da alas
para escaparme 
de vos.

Porque sos solo un suspiro
seguido de un prolongado silencio
y una larga lista de conversaciones
e historias que sí quiero contar.

2 comentarios:

  1. QUE SI QUIERO CONTAR PERO SIN EMBARGO NO ME ATREBO A MENCIONAR PORQUE AUN DUELE... SOS TODO LO QUE UN DIA FUISTES ES DECIR.. SIGUES SIENDO ESO QUE ME ELEVO A VOLAR PERO SIN EMBARGO CORTO MIS ALAS Y DEJO CAER MI AMOR POR UN PRECIPICIO, AMOR QUE AUN SIENTO Y EL DOLOR Y EL MIEDO SON MI IMPEDIMENTO

    ResponderEliminar

¿Y vos qué pensás?