04 abril, 2012

El lado oscuro del corazón II

Hace unas noches vi al fin la segunda parte de mi película favorita, El lado oscuro del corazón, aunque ya me habían advertido que no se le comparaba a la primera, tenía obligatoriamente que verla.


Impresión? Todo lo maravilloso de la primera se arruina con la segunda, es decir, el uso de los mismos artilugios se torna bastante cansón...
A Oliverio lo llegué a odiar por insatisfecho y el final? peor, demasiado cliché. En realidad se asemeja a la relación entre él y Ana, las segundas partes en las relaciones usualmente no son buenas, a pesar de lo mucho que recordés lo intenso y maravilloso de la primera vez, toda la magia que ocurría no siempre puede revivirse una segunda vez pese a lo mucho que lo intenten....
Quizás lo mucho sea producto de la misma insatisfacción hace que te la pasés buscando en las cosas aquello que está en vos. En fin, Oliverio es un imbécil jaja.

Lo rescatable:

"Soñaba el alma de piedra que el amor era un cuchillo que se iba afilando en ella"
 
Esta escena de Oliverio caminando por la cuerda intentando cumplir una petición vacía pero con la promesa del amor al final de ella. Un tanto cursi pero cuántas veces... cuántas veces... Son un par de insatisfechos los dos, tantas palabras y excusas y se les acaba el condimento y no queda nada.


Momento de momentos: "Quiero proponerte algo distinto: vamos a encontrarnos a mitad de camino, yo voy a salir a buscarte". Digamos que eso sí podría ser el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?