10 junio, 2012

Yo te pedía el mundo

Sí, yo te pedía el mundo 
pero el mundo eras vos 
vestido de vacuna 
contra mis resfríos.



Y ahora venís y todo quiere volver a ser como antes pero todo ese universo de pequeñas cosas que me hacían sonreír como estúpida ahora me hacen rabiar; yo con mi ego gigantesco y vos con tu extraña necesidad de devastarlo ya no funciona.
Y de nuevo estamos hablando de Política y yo instruyéndome en las noches solo para poder saber de qué hablás... solo que ya no quiero conversarlo con vos. 
Y otra vez insistís en tu vieja mirada, la que bastaba para derretirme los adentros pero yo aparto la vista para no ruborizarme o simplemente porque sé por donde va el juego. 
Porque el ciclo de mis afectos por vos ha sufrido tantas rupturas que ya no sirven ni tus miradas, ni tus palabras, ni tus ideas revolucionarias ni tus acciones compensatorias, es simplemente que no servís vos.
Es entonces cuando sé que llegamos al final porque la noche es por primera vez larga y por primera vez se me acabaron los chistes y a vos las miradas. Son de esos finales sin gracia, y nos quedamos mirando los créditos, esperando lo que sea, una escena final, un blooper, algo que nos haga reír de nuevo, una seña de que sí habrá segunda parte a la que aferrarse pero no hay nada, las luces llegan, el día pide iniciar de nuevo pero esta vez yo sin vos y vos sin mí.

A.J.L.

5 comentarios:

  1. Eso es coraje para decir "ya no". La leí y la releí, y cada vez que la leo me gusta más esta entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá se tuviera el coraje para ese "ya no" pero me parece que en algunos nos vamos dejando a la espera de que el otro lo diga para no tener que hacer y si ninguno lo dice nos la pasaríamos eternamente en aquel limbo hasta que las mismas circunstancias son las que lo dicen...
      Que dicha que te gustó la entrada. ;)

      Eliminar
  2. A veces, donde hubo fuego, ni cenizas quedan...

    ResponderEliminar
  3. Existen las casualidades?
    Entonces no estás rota, sos libre!
    Gracias por el comentario :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo pensé al terminar de leer... no está roto uno, se es libre.
      Saludos.

      Eliminar

¿Y vos qué pensás?