23 agosto, 2012

Me encantas


Me encantas- dijiste y entonces mi cielo cambió de color y la sonrisa en mi rostro se hizo permanente. Encontraste que sería un riesgo afortunado perder el equilibrio y yo decidí extender mis brazos para atraparte. 
A mí me también me encantás- te dije. Y el orden de lo que pasó después no lo alcanzo a recordar, solo sé que cada vez me encantás más... y más... y más.


19 agosto, 2012

Can anybody find me somebody to love?



-Un buen día vas a encontrar a la persona correcta.
-¿Lo prometes?
-Lo prometo.

He querido mucho -hasta enmudecer- y me han querido mucho -hasta enloquecer conmigo. Pero mi lista de amores está toda caduca, como flores de San Valentín, su olor y belleza duró lo que el día y ahora son solo recuerdos o en el peor de los casos una cicatriz. 
¿Incorrectos todos? Pues no, llegaron en su tiempo y fue hermoso el amor que me brindaron y extraordinaria la forma en la que me enseñaron a amar tan desquiciadamente como lo hice. Podría recurrir a todas las cosas que hicieron que no estemos juntos para ejemplificar lo poco correcto que fue quererte pero no quiero porque tuve muchas tiernas razones para hacerlo. 
La idealización de que existe UN correcto que hará que todo sea perfecto nos hace daño, nos hace subestimar lo que fue pero sobre todo nos aleja de personas que pueden ser. Confieso que en algún momento de mi vida la obsesión con "the one" me enloqueció un poco pero al pasar el tiempo y cuando te das cuenta que tal cosa solo es parte de una intransigente idealización, te abrís a darte una oportunidad.
Y son esos chances los que te llevan a alguien que puede ser el correcto para esa nueva etapa de tu vida.
No creo que nos hayan separado antes de nacer ni que tampoco alcance a comprender todas mis manías pero sí sé que bastaría con que nos conociéramos para lograr ser correctos el uno para el otro. El tiempo me dirá si tengo razón... Al final del día, todos sufrimos de lo mismo: la necesidad de amar y ser amados, ¿qué tal si la satisfacemos juntos?