07 abril, 2013

Abril

-¡Qué pereza que llueva así sin avisar!
-¡Qué pereza que para llover haya que avisar!


Me gusta de abril la lluvia inesperada que me moja las piernas,
que le importa muy poco tu peinado, que se acuerda de los pajaritos,
y que hace un invernadero en el auto para que yo pueda
dibujarte en el parabrisas un corazón
y entonces me mires con ojos de abril inesperado.

Me gusta de abril que sepa llover sin avisar,
que si le conmueve una flor rompa en llanto,
y que así sin avisar de repente caliente fuerte
y convierta la tarde en tarde de helados.


Que llueva y que con la misma rapidez
sus rayos sequen cada lágrima,
que la luna parezca un melón
que la noche no requiera de tanta ropa.


A abril solo le falta haberte traído al mundo,
porque abril lo tiene todo, tiene mi llanto
y tiene el calor de tu mirada que quema.
Tiene amaneceres en la playa
y tardes de domingos acurrucados en mi cama
mientras afuera, una llovizna leve
y un gorrión entusiasta nos canta.

Me gusta abril, porque abril te tiene a vos
y tenerte a vos es todo.  :*

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y vos qué pensás?