14 noviembre, 2013

Alas

Te amo. Te amo en una forma en la que jamás he querido a nadie. En una forma completamente nueva, hecha por y para vos y me sorprende porque no sé qué tanto más puede quererse a alguien. A mí tu amor me reparó, me compuso, me quitó lo chueca e incoherente y me puso alitas y desde entonces no he vuelto a tocar la superficie. Antes me asustaban las alturas, temía tanto que el desplome me quebrara los huesos pero conforme me he ido haciendo a las alitas, me hice pájaro sin vértigo. Ahora sé que mi destino era el cielo.